Los Cuidados del Suelo Pélvico

diez-habitos-saludables-para-suelo-pelvico

¿Qué es el suelo pélvico?

Quizás es la primera vez que oyes hablar de este tema, que es clave en la vida de la mujer. A modo de resumen el suelo pélvico es el conjunto de músculos, huesos y ligamentos que dan soporte a nuestra vejiga, uretra, útero, vagina y recto.

Existen factores que pueden dañar nuestro suelo pélvico como son: el parto vaginal, el sobrepeso, estreñimiento crónico, tabaquismo… etc.  Esta parte de nuestro cuerpo, al igual que cualquier otra parte, necesita de unos cuidados para no perder esa capacidad de sostén.

Si no realizamos estos cuidados pueden aparecer problemas que afecten a nuestra vida diaria. A continuación enumeramos algunos de ellos:

  • Incontinencia de esfuerzo: Es la pérdida involuntaria de orina coincidiendo con el aumento de la presión abdominal. Por ejemplo al toser, levantar peso… etc.
  • Prolapso: Es el descenso de órganos como el útero o la vejiga, incluso llegando a ser visibles a través de la vaginal. Esto conlleva problemas urinarios, sexuales, dolor, infecciones… etc.
  • Incontinencia fecal: Incapacidad para retener gases o incluso el contenido fecal.
  • Problemas en las relaciones sexuales: Dolor en la relaciones sexuales, pérdida de tono vaginal… etc.
  • Infecciones: Tanto de vaginales como de orina.

¿Cómo evito/soluciono estos problemas?

La prevención es fundamental para que estos problemas no aparezcan. Desde el comienzo de la edad fértil es muy importante conocer y ejercitar la musculatura del suelo pélvico y evitar factores de riesgo.

En etapas concretas de la vida de la mujer, como es el embarazo o el posparto los cuidados deben ser diarios y continuos. Debemos ejercitar la musculatura durante toda la gestación y evitar el aumento excesivo de peso. Técnicas como el masaje perineal pueden ayudarnos e hidratar y mejorar la elasticidad de la zona de cara al parto.

En el posparto es clave que un profesional cualificado evalúe los posibles daños y personalice los ejercicios a realizar y nos indique las precauciones a tener en cuenta para recuperar lo antes posible nuestra musculatura pélvica.

Por último durante la menopausia es importante, si aún no se ha hecho, detectar los posibles problemas que han podido surgir. Aunque no presentemos ningún problema, sigue siendo necesario mantener el fortalecimiento de nuestra musculatura ya que nos encontramos en una etapa vulnerable a problemas de este tipo.

sp-kegel-326x235

 

¿Cuáles son los ejercicios que debo practicar?

Los ejercicios de fortalecimiento del suelo pélvico, más conocidos como ejercicios de Kegel. En primer lugar debemos identificar la musculatura. Lo ideal es que nos pongamos en contacto con un profesional nos ayude ya que en muchas ocasiones no se realizan correctamente. Una vez aprendidos deben realizarse diariamente, aumentando la dificultad en función del estado de nuestros músculos. También se pueden realizar ejercicios con ayudas auxiliares como las bolas vaginales o ejercitadores “inteligentes”, pero previamente siempre es importante que dominemos los ejercicios de Kegel por nosotras mismas.

ejercicios-de-suelo-pelvico-para-embarazadas

Si el problema detectado está muy avanzado puede que no sea suficiente con estos ejercicios y sea necesario recurrir a tratamiento farmacológico o quirúrgico.

Es el momento de prevenir o detectar cualquier problema. Ignorar ciertos problemas no hace que desaparezcan.  Ponte contacto con un profesional especializado en suelo pélvico (Matrona, fisioterapeuta, ginecólogo… etc.).

irene

Irene Barba Jiménez. Matrona.

http://tusmatronas.com